Valle Salado de Salinas de Añana

Las salinas de Añana, a 30 km. de Vitoria-Gasteiz, son una de las fábricas de sal más antiguas del mundo, con sus más de 6.500 años de historia.
Su apreciada sal es completamente pura, ya que proviene de un antiguo
mar de hace más de 200 millones de años.

El Valle Salado de la localidad alavesa de Añana es actualmente uno de los paisajes culturales más espectaculares y mejor conservados de Europa. Su valor no radica únicamente en su particular arquitectura o en sus más de 6.500 años documentados de historia, ni siquiera en sus características geológicas, su biodiversidad o en sus valores paisajísticos, sino en la unión en perfecta armonía de todo ello en un contexto privilegiado.

En la villa más antigua de Álava, y en lo que hace 200 millones de años fueron las aguas de un vasto mar, se levanta el Valle Salado de Salinas de Añana. Un soberbio paisaje cultural (monumento) al aire libre formado por más de 5000 eras: plataformas sobre las que se vierte la muera -agua salada- para la obtención de sal por evaporación solar. Una peculiar y extensa red de canales de madera distribuye el agua hasta los puntos más recónditos del Valle Salado.

Además de poder pasear por la historia y la sorprendente arquitectura de este insólito paisaje cultural, los visitantes podrán humedecer los pies y las manos en salmuera, y conocer de primera mano los rudimentos del oficio milenario de los salineros.

Fuente Turismo Euskadi

Hayedo de Otzarreta, uno de los bosques más bonitos del mundo.

El Hayedo de Otzarreta es un lugar mágico, un espacio natural único en el mundo, una especie de utopía natural en la que todo parece estar pensado al detalle. Su composición y entorno nos envuelven por completo en un increíble ambiente de tranquilidad y fantasía, en un mundo, naturalmente perfecto. La peculiar formación que recrean las centenarias hayas y el serpenteante cauce del rio que lo atraviesa (Zubizabala), convierten el Hayedo de Otzarreta en un espacio natural que nos deja absortos, sin respiración. Un espectáculo visual, al que debemos sumar el espectáculo auditivo que supone el murmullo del agua del arroyo que lo atraviesa, el ruido producido al andar sobre el manto de hojas caídas durante el otoño o el cantar de los pájaros que lo habitan. Lo dicho, un espacio que se ha ganado por méritos propios estar en la agenda de muchas de las personas que nos visitan.

El Hayedo de Otzarreta se encuentra en el Parque Natural de Gorbeia, en su vertiente bizkaina. Este Parque Natural es un icono de nuestra tierra, un punto de referencia para todo amante de la naturaleza. Un espacio rural, que, representado por la cruz que corona su cumbre (1.482 metros), nos ofrece unas preciosas vistas sobre las provincias de Bizkaia y Araba, sus dos vertientes. Gorbeia posee todo tipo de espacios naturales en su vertiente bizkaina (la zona que hoy nos ocupa), grandes zonas de pasto (campas de Arraba), hayedos y robledales (Hayedo de Otzarreta), rocas escarpadas (Macizo de Itzina) y otras decenas de espacios más, que nos invitan a aventurarnos en sus místicas entrañas. Un conjunto kárstico de gran interés geológico, que mantiene viva la pasión de los vascos y vascas por el montañismo y la naturaleza.

Rodeado por pequeños pero encantadores pueblos como Ubide, Areatza o Zeanuri entre otros, encontramos espacios rurales de gran valor como el Humedal de Saldropro y el Hayedo de Otzarreta, lugares en los que la gran protagonista es la naturaleza.

Situación:

Fuente turismovasco.com

Un hotel en la naturaleza.

La Casa del Patrón le propone disfrutar en familia de la naturaleza, las actividades al aire libre, en un entorno de belleza incomparable como Gorbeialde.

Un hotel pensado también para empresas ubicado en Murgia, junto a Vitoria-Gasteiz, donde poder centrarse en el trabajo en un ambiente distendido y en un entorno altamente atractivo. Todo ello con una cuidada oferta gastronómica en todos sus sentidos.

Dispone de catorce habitaciones todas ellas exteriores. Siete de ellas situadas en la segunda planta del edificio y las otras siete en el ático, con el encanto de techos abuhardillados y ventanales desde los que ver las estrellas.Todas las habitaciones están equipadas con las comodidades y la tecnología de nuestros días. Aire acondicionado, televisión, wifi gratuita, teléfono, servicio despertados, baño completo, edredones nórdicos…

En el restaurante se presta una especial atención a la gastronomía local en todos son menús, tanto en el almuerzo como en la cena, atendiendo a la riqueza de productos de nuestro entorno, de Gorbeialde.

Y tanto la terraza como la cafetería, ofrece una variedad de pintxos tradicionales, así como los premiados en distintos concursos; mejor pintxo de Álava en 1995, 2007 y 2015; premio al pintxo elaborado con producto alavés en el 2000, mejor tortilla de patatas en 2001 o mejor cazuelita en 2009, entre otros muchos. Así como una carta de cazuelitas y bocadillos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies